Joven mesero dirige el tránsito al descomponerse semáforo

  • 20 Jul, 2018
  • DESTACADA

La tarde del pasado martes, Julio César Molina Reyes dejó sus labores como mesero para fungir como tránsito y evitar un accidente vehicular.

Una falla en la energía eléctrica generó que dejaran de funcionar los semáforos ubicados en el cruce de los bulevares López Portillo y Morelos, por lo que, de manera voluntaria, este joven de 23 años de edad, apoyó en el control del tráfico.

"Se fue la luz en los locales también en los semáforos, nosotros decidimos salir porque hacía bastante calor aquí adentro y vimos que había un caos en le tráfico y casi, casi chocaban, casi chocaban y la gente se pasaba, se pasaba y no respetaban, no respetaban pues al siguiente y yo como te digo, de iniciativa propia, decidí ir, ah porque les dije, yo me encargo, yo voy ya fue cuando me dijeron, sí, sí ve tú, tú encárgate güero, como siempre", relató.

Sin tener conocimiento, más que lo visto en videojuegos o películas, Julio César intentó ayudar en lo que ya era un caos.

Primero lo hizo apoyado con un trapo y después con un silbato, como todo un profesional.

"Empecé con el puro trapo a hacerles así y como te digo, mis compañeros de la barra, de aquí de enseguida de la barra, de aquí enseguida del restaurante, ellos hacen show cuando cumple años la gente y tenían un silbato y fueron corriendo y me lo prestaron y ya empecé como un policía así de tránsito", comentó.

"Paré a todos, paré a todos y dije, ustedes van primero y empezaron a avanzar y los demás empezaron a respetar y empecé y empecé", narró.

"Dije yo, en lo que viene la policía, ¿sabes cómo?, en lo que viene tránsito yo voy a apoyar. ¿Y no llegó tránsito? - Pero no llegaban y no llegaban y pasaron como dos o tres policías municipales en pick up que no son de tránsito y yo decía ¡Ay ahí viene la policía! ¡Qué bueno! Y no, se pasaban, hasta que llegó un motociclista. -¿Qué te dijo?- Nada, no, nada. Eso sí se me hizo muy feo porque no me dijo ¡ah qué bueno, gracias!", enfatizó.

Su noble labor, provocó admiración entre sus propios compañeros y los conductores que transitaban por el cruce de dicho sector y en las redes sociales.

"Mis compañeros todos aquí afuera eh, eh, eh, me aplaudían. Me felicitaba la gente, me lo agradecía y me pitaban, ¡eh muchas gracias!, ¡haces bien, evitas accidentes!", detalló.

Julio César, se caracteriza por ser intrépido, proactivo y con iniciativa. Después de no quedar en la carrera que le gusta, decidió dedicarse a trabajar como mesero, oficio en el que tiene ya cuatro años.

Julio tiene su propia frase, misma que es conocida entre sus compañeros “No se preocupen amigos, yo me encargo” y es que es un joven que disfruta ayudar.

Pudo ser más fácil ignorar lo ocurrido con el tráfico, sin embargo, decidió arriesgarse e intentar hacer un cambio.

"Yo invito a toda la gente a que haga el cambio, sí se puede, todos podemos, por qué no, no perdemos nada, al contrario, ganamos. Yo siempre he sido así, a mí siempre me ha gustado, si yo puedo yo ayudo, -¿Sabes cómo?- Y sí, los jóvenes se han cerrado mucho en ese aspecto, no sé por qué", dijo.

Con información de Karina Barraza

VIDEO: Detienen a un hombre por homicidio de menor en Hermosillo

Anterior

VIDEO: Detienen a un hombre por homicidio de menor en Hermosillo

Debuta Cimarrones con triunfo ante Atlante

Siguiente

Debuta Cimarrones con triunfo ante Atlante