Felinos disfrutan de un estilo de vida en Ámsterdam

  • 08 Aug, 2017

En el corazón de la capital holandesa, en un canal junto a una de las calles comerciales más ajetreadas, un santuario flotante provee refugio para50 gatos callejeros y abandonados.

Conocida en holandés como De Poezenboot (Bote de Gatos), la casa flotante en el pintoresco cinturón de canales en Ámsterdam se ha convertido en una atracción turística, visitada por amantes de gatos de todo el mundo.

El albergue ha estado en operación desde 1968, cuando Henriette van Weelde adquirió una vieja barcaza y la convirtió en un refugio para los felinos. En la actualidad es operado por unos 20 voluntarios y unos pocos trabajadores a tiempo parcial y atrae unos 100 visitantes diarios

Impacta juego mecánico un conductor ebrio y hiere a tres niños

Anterior

Impacta juego mecánico un conductor ebrio y hiere a tres niños

Asesinan a una pareja en calles de Ciudad Obregón

Siguiente

Asesinan a una pareja en calles de Ciudad Obregón