Adulto mayor denuncia despojo de vivienda por parte de expareja

  • 18 Oct, 2018
  • DESTACADA

Ramón Antonio Hernández Encinas, adulto mayor de 75 años de edad, denuncia despojo de su domicilio por parte de su hijo y su ex esposa.

Él se separó de su esposa y le dejó una vivienda que había sido adquirida por ambos para que ella viviera y Ramón se quedó con otro domicilio, el cual hace dos años le fue despojado por su ex pareja para que viviera su hijo.

Yo me divorcié y quedamos que yo le iba a dar la casa en Puerta Real a ella y que yo me iba a quedar el resto de mi vida ahí (en la otra casa), porque no podía entrar en el divorcio que porque no tenía papeles, ya después me desalojó me presentó papeles y me dijo mira, la casa es mía (…) me tiraron las cosas para afuera y yo andaba trabajado y cuando llegué ya las puertas las habían violado, las puertas de seguridad y todo, me dijeron tu aquí no tienes nada que hacer, búscale”, manifestó.

ABUELOS TRABAJANDO2.jpg

Ramón fue apoyado por la asociación Abuelos Trabajando para presentar denuncia ante la Fiscalía General de Justicia del Estado, por despojo de su propiedad.

Virgilio Arteaga González, fundador de la asociación, reconoció que este tipo de problemas son muy comunes entre los adultos mayores, que son despojados o abandonados por sus familias, sin embargo, aun y cuando hay una Ley que establece hasta cuatro años de cárcel por estos delitos, son pocos los casos procesados.

Viene primero la conciliación, vienen y dicen, ay cómo te quiero cuando se está conciliando, pero a final de cuentas no los dejan entrar a la casa, somos un patrimonio caminante, porque trabajamos 50 años y pagamos nuestra casa, nuestras propiedades y ya nos dicen, estás robando oxígeno, la casa está muy grande para ti y vete para el cuartito de atrás y échame tu tarjeta para cobrar por ti la pensión”, aseveró.

Con información de Claudia Gil Medel

VIDEO: ¿Hallan la cura para el VIH?

Anterior

VIDEO: ¿Hallan la cura para el VIH?

Lucha Juan contra la discriminación laboral al no tener piernas

Siguiente

Lucha Juan contra la discriminación laboral al no tener piernas